• +58 286 923.5459 / 923.1646
  • 286auto@gmail.com

Cuando el Éxito lo confunden con la suerte

Cuando el Éxito lo confunden con la suerte

Muchas veces escuchamos entre nuestras amistades, clientes, conocidos o extraños, cuando dicen que alguien tiene mucha suerte porque consiguió un buen trabajo, porque su negocio es prospero, porque tiene un buen auto o una bonita casa. Ahora bien, alguien se ha puesto a pensar que hicieron esos fulanos para alcanzar el éxito, para ser envidiados, para como dicen ellos tener suerte.

Nuestra cotidianidad esta signada por áreas de oportunidad que muchos se niegan a ver, algunos prefieren dejar pasar el tiempo esperando que las oportunidades lleguen, que el gobierno les resuelva la vida, están destinados a ser uno más del montón.

Existen también un grupo de individuos trabajadores, responsables, que se aferran a algo, impidiéndoles ver otros ambientes que permitirían su crecimiento, independencia y evolución; son esas empleados que pasan 20 años en el mismo cargo dentro de una empresa, eso les da seguridad, pero no ven que se han estancado, mucho más en nuestros tiempos de crisis e inflación desmesurada que pulveriza sus ingresos.

Solo unos pocos lo intentan, solo un grupo minoritario se convierte en emprendedor y tiene éxito o suerte como lo llaman muchos.

Lo que muchos llaman suerte no es más que el fruto de la experiencia, el riesgo, la puesta en práctica de un proyecto bien pensado, planificado y en ejecución, con un cúmulo de energía positiva, apoyo financiero, endeudamiento, buenas relaciones, clientes potenciales y el deseo de servir, generar confiabilidad, mostrar nuestra humildad, honestidad, calidad de servicio y responsabilidad; lo que se coseche de esa siembra no puede ser otra cosa que el Éxito en lo que haces o emprendas.

Los estudios, las actualizaciones, rodearte de los mejores, son ingredientes activos y no debes olvidarlo jamás, la Causalidad existe, quienes la descubran tendrán menos dificultad en el camino a la meta. Mientras muchos lloran y se quejan otros debemos vender pañuelos, la vida sigue su ritmo acelerado, el piso se mueve, debemos movernos con él, plasma en un papel tus ideas, pues en algún momento puedes necesitarlas para tener Suerte, perdón Éxito!

Rafael González

Admin

Deja tu mensaje