• +58 286 923.5459 / 923.1646
  • 286auto@gmail.com

Agosto de paz

Agosto de paz

Inicia el mes de agosto de 2017, con tantas vicisitudes y realidades que tratan de ser cubiertas con un dedo. La Constituyente es una realidad, momento oportuno para recordar que según fue convocada para la Paz, lo cierto es que se viene el nacimiento de un nuevo orden constitucional a través de la modificación de la carta magna, ojala sea para el bien del pueblo en general y no para un grupo minúsculo enquistado en las esferas del poder.

Basta con mirar a nuestro alrededor y encontraras vestigios de lo que ha sido una lucha entre dos bandos extremos, calles escabrosas con restos de barricadas, se evidencia cenizas, una que otra bomba lacrimógena ya usada que cumplió una labor o capricho de ensañamiento contra quien disiente del gobierno. Opiniones encontradas, extremos al máximo, la palabra dialogo esta volátil en los oídos de ambas toldas políticas, los medios de comunicación se autocensuran, los periodistas cada día la tienen más difícil, los últimos resultados de las mediciones electorales dejan un mar de dudas en cuanto a convocatoria y resultados presentados por sus líderes ante la comunidad nacional e internacional, se cuestiona su objetividad, transparencia, fiabilidad y genera un dudoso resultado.

La crisis sigue estando presente y amenaza con seguir arreciando, la promesa del gobierno de una constituyente salvadora ahora no tiene excusa, urge solucionar problemas mayúsculos como la inflación, abastecimiento alimentario, medicinas, producción agrícola, otorgamiento de divisas para poder proveer materia prima, productos terminados, bajar el dólar paralelo quien en realidad rige la economía en Venezuela. Habrá voluntad política de hacerlo, no dejemos a un lado la corrupción desmedida a todo nivel, alguien dará un paso al frente para tratar de controlar eso, ojala y no se consuman el tiempo peleando y tratando de perseguir a los políticos mientras nos hundimos y perdemos la esperanza de recuperar nuestro país.

Los políticos nos llevaron a esto, ellos permanecen forcejeando mientras el pueblo sufre, las estrategias de cómo mantenerse en el poder siendo minoría ha traído represión, muertes, descrédito y mucha involución, por el otro lado, el llamado a la calle, a la protesta, a los paros no tiene mucha eficiencia cuando tu rival maneja las armas, cuando no le importa respetar los derechos humanos, cuando salta el orden constitucional y maneja los medios; todo un escenario que es parecido a una guerra civil, Dios nos libre de ello, pero no hay indicios de paz en los próximos días, ojala alguien con poder de convocatoria pensara en lo que realmente necesita el país y no en sus pretensiones de aferrarse o conseguir el poder.

Agosto ya está aquí, no se acabó el mundo, la vida sigue, depende de nosotros hacerla más llevadera, seguir aportando un grano de arena en una Venezuela mejor, seguir trabajando de manera honesta, protestar cuando se debe, exigir cuando sea necesario, expresar nuestras opiniones en libertad, tener un plan de mejora para nuestra sociedad comienza desde nuestros hogares, con valores, con honestidad, trabajo y buenas energías, los tiempos de cambio no se han ido, siguen vigentes y somos la maquinaria que puede lograrlo, no al desánimo, no a la depresión, nuestra mente y nuestro corazón esta con Venezuela, con la evolución y con la paz.

Rafael González

Admin

Deja tu mensaje